Buscar
  • LITRO DE LUZ

Energía Infinita

Siempre se dijo que, para un problema complejo, lo más importante es que la solución sea simple. Por eso, en un momento de lucidez que uno puede tener, mientras analiza las problemáticas que tiene alrededor, se tiene que preguntar ¿Cómo puedo arreglarlo?

Pero es indispensable que, antes de esa pregunta, uno deba pensar, y firmar una declaración jurada a sí mismo, sobre “en que NO VOY A FALLAR”.

Tal vez de ahí un poco es la concepción del Litro de Luz Argentina, porque soy mucho mejor enseñando que haciendo un pozo y poniendo una luminaria. Entonces fue fácil “enseñamos a la gente como realizar estas soluciones de energía mediante talleres, para que ellos mismos logran la instalación de más equipos y lo puedan solucionar ante cualquier inconveniente”. Mientras con mi equipo podemos disfrutar de una tarde de mates y vecinos.


Pero mientras tomábamos los mates, nos dimos cuenta que todo no podía terminar ahí, teníamos que seguir, pero en qué. Y obviamente, la respuesta me la dio un niño. Creo que los niños tienen la capacidad de dar todas las respuestas, el problema es que nosotros no tenemos la capacidad de escucharlas.

Mientras poníamos una de las luminarias, había unos niños jugando a la pelota. Alrededor de las 5 de la tarde, faltando 2 hs de trabajo de nosotros todavía, una de las madres gritó a todos los chicos que vayan a merendar. Uno de ellos se acercaba a donde estaba la mesa, limpiándose las manos en el pantalón. La madre dijo “andá a lavarte las manos”, y la respuesta del niño fue “para qué?” Allí nació la necesidad de incluir los programas de sanidad en Litro de Luz Argentina.

Para luego transformaste en un lugar de atención primaria que atiende 40 personas por fin de semana, y los famosos jabones de LDL. Famosos por nada en especial, solo que tienen un juguete adentro, y para lograr tener el juguete, tenes que lavarte mucho las manos.




Tener una fuerte interacción con el núcleo familiar, genera una gran oportunidad para capacitar sobre estos temas. A veces uno puede analizar los ODS desde el punto de vista macro, analizando los indicadores en los cuales establecerse y así avanzar con programas. Pero no nos podemos olvidar de la medula espinal de cualquier programa, de cualquier mejora en la comunidad que queramos lograr, el núcleo familiar.

Es ahí donde se gesta nuestro triunfo, nuestra aceptación, el sentimiento de pertenencia hacia los proyectos que llevamos a cabo. Si nosotros tenemos luminarias solares es que tienen la particularidad de, en caso de corte en el suministro eléctrico las mismas seguirán funcionando, generando seguridad en caso de un corte provocado por un fenómeno natural, tal vez alguien del grupo vea más la necesidad y la virtud más que el otro. Y es ahí donde se gesta el futuro de nuestro proyecto.

Si vos a las comunidades les enseñas como son los sistemas, explicando de generación de energía, riesgo eléctrico (ya que estos sistemas reemplazan las conexiones eléctricas clandestinas que generan incendios), y lo referido a infraestructura eléctrica, generando en ellos más fortaleza en el conocimiento, no sabes cuál de los dos jefes de familia va a venir ¿Y eso que diferencia hace? Ninguna, pero lo tenes que saber a la hora de explicar las luminarias, porque no podés dejar a nadie atrás.




Uno podría pensar que los hombres van a los talleres eléctricos y las mujeres a los programas de salud. Se equivocan, la dinámica los va llevando a todos lados, porque la dinámica lo es todo, el movimiento es lo que hace a que la curiosidad sea el trampolín al conocimiento y a la conciencia.

Al capacitar a la población sobre sanidad, higiene y salud, tendrán una mayor conciencia, y contarán con conocimientos para las consecuencias de los efectos del cambio climático, como ser inundaciones, brotes de enfermedades que antes no había en la zona, etc.

Uno de los factores que más se debe influir en una comunidad, es en trabajar en la inclusión y el desarrollo. Una gran problemática es que muchas veces chicos no pueden estudiar de noche en sus casas por falta de iluminación, lo cual es un factor clave para el estudio, junto con la nutrición y el clima y confort.

Por eso, uno cuanto piensa en un proyecto de reducción de desigualdades, no debe pensar solo en una mejora puntual en la calidad de vida de los beneficiarios, sino que también ahondar en las razones sociales y ambientales que nos llevan a realizarlos,

En nuestro caso nos llevó a analizar la importancia y el impacto en el día a día de las personas, y la importancia de la reutilización y el reciclado. Por lo tanto, mientras los beneficiarios tienen luz las 24 hs del día, nosotros trabajaremos en la continua repetición y mejora de las soluciones, para replicarla donde se lo desee.

Como se dijo antes, el movimiento es lo que hace a que la curiosidad sea el trampolín al conocimiento y a la conciencia. Y en nuestro caso también es así. Tenemos que tener en claro que el día que un proyecto deje de ser innovador a la hora de causa-consecuencia, estamos fallando




En nuestro caso, la innovación no solo es porque son sistemas de iluminación solares, independientes, autónomos, seguros y modernos; sino porque la gente del lugar los sabría armar y reparar. No dependería de nadie para mantener esta solución, ya que los repuestos se pueden conseguir en cualquier parte, porque son repuestos de otros productos (por ejemplo, las baterías, son las que utilizan las motos). Y, como consecuencia, tendría también siempre energía para equipos de comunicación.

Esta interacción, es la que nos permite una gran interacción, para abordar más capacitaciones y programas de salud acordes a las necesidades. Es la interacción con los núcleos familiares, las que permite que nuestra luz brille.

Tengamos en cuenta algo, podemos generar infraestructura para que las comunidades estén mejor preparadas o responder a los impactos del cambio climático, pero el conocimiento es la mejor arma contra estos cambios. Y por sobre todo para poder lograr que estos sistemas funcionen cuando se necesiten, debemos hacer que el usuario sienta pertenencia hacia esta infraestructura de adaptación.

Ing. Lucas Damián Herrero – Director de Litro de Luz Argentina

0 vistas

ContactO

Buenos Aires, Argentina

​​

litrodeluz.argentina@gmail.com

  • Facebook
  • Twitter
  • Instagram
  • YouTube

© 2020 by RAT para Proyecto Luz.